18 de agosto de 2011

Al final, hubo emboscada.

1
Publicado por

Así terminábamos ayer nuestra cronología de la marcha por un Estado laico y contra la visita del papa financiada con fondos públicos:

"21:50 La policía está trazando un cordón para separar JMJ y marcha laica. También está intentando persuadir a los peregrinos para que se marchen, y dejen de provocar impidiendo el derecho fundamental de manifestación de otras personas.

En previsión de la más que probable manipulación m
ediática, recomendamos pasar por esta línea temporal y ver qué es lo que de verdad ha pasado. Por nuestra parte, aquí termina la cobertura de esta tensa tarde. Si sucediesen otros hechos reseñables, lo actualizaríamos en las próximas horas."


Ingenuo, pensé que la policía, por fin, estaba ejerciendo su deber de asegurar el derecho de manifestación e iba a desalojar a los peregrinos que bloqueaban, de forma intencionada, el paso de la manifestación.

Muchos de quienes participaban pensaron lo mismo. Craso error. La policía, tras escoltar a los participantes de las JMJ, bloqueó todos los accesos a la Puerta del Sol. La plaza se había convertido en una ratonera de la que solo podían salir personas con camisetas y mochilas de las JMJ. Y empezaron los palos. En c/Mayor, en c/Carretas, en los accesos y en el interior de la plaza.

Por supuesto, sin identificaciones, sin sentido alguno, sin tener en cuenta qué manifestación estaba permitida y sin intención alguna de establecer orden. Solo violencia. Rabia acumulada. Rabia de quien se ha quedado sin vacaciones, le han reducido el sueldo y todo lo que le dan es un lavado de cerebro, una porra y una orden de cargar. La violencia del que no ve que está cargando contra sus iguales, que lo que reclaman es justo y muy necesario, de hecho. O la violencia del que sí que lo ve, pero se siente por encima de la sociedad, como en los viejos tiempos. Esos viejos tiempos que los jóvenes de las JMJ, "sanos y alegres", nos recuerdan con sus banderas (fijaos en la foto, si aún no lo veis, aquí se ve mejor).


De nuevo el bloqueo informativo fue otro de los objetivos policiales. No se permitió a los periodistas acceder a la plaza para informar, y en muchos casos fueron despreciados por las autoridades (a Manuel Cuellar, por ejemplo, periodista de El País, le rechazaron su carnet de prensa diciendo "a mi esa mierda no me sirve de nada"). Contar lo que pasaba no era bueno, al parecer, y el problema de ello es que, como ya preveíamos, la manipulación mediática no se hizo esperar, y para muestra un botón (en este caso, la portada del diario El Mundo, a la derecha).

En el vídeo que incluimos, podéis ver el trato de un policía a la periodista Patricia Horrillo al ser identificada.




Una vez más, queremos hacer un llamamiento al pacifismo. Sabemos a quién protegen las autoridades así que no caigamos en provocaciones. No lo necesitamos.

1 comentario:

  1. con pacifismo no se va a ninguna parte en España y menos en Europa, a ese policia y a la gran mayoria habia que pasarlos a mejor vida porque alguien que trata asi a otra persona es porque no respeta ni la vida ni ningun derecho mas que su propio ego y orgullo de llegar a la comisaria (lease centro de entrenamiento de posibles futuros asesinos -maleantes y gente sin trabajo- la policia) a los que les da igual romper un brazo a un anciano que tirarle los dientes a una embarazada, pero por eso entrenan a esta gentuza que no ven mas alla de sus narices, porque son manipulables y corderitos del estado que les paga sus putas, especialmente a los de la segunda actividad, porque un gremio cob mayor indice de infidelidad y corruptela es la policia por mucho que traten de limpiarse los mocos (recordemos Leganes o los cientos de clubes de prostitutas regentados por policias o expolicias) estos ultimos lo tienen mejor porque "compran" a sus amigos policias e incluso personal relacionado con la Justicia (siempre el poder) por cuatro copas y un par de polvos al año, por lo que luego, cuando los echan a la calle cargados de armas blancas y materiales asesinos, es normal que lo utilicen porque son crogmañones sin corazon para su gente, la española, la que le da de comer, y no para los miles de extranjeros que vinieron a Madrid con la excusa del Papa... ¿qué nos ha dejado esa visita? mas odio y que la policia vuelva a demostrar que no sirve para nada al ciudadano de a pie cuando deberia haberlo estado por ley, por eso no merecen nuestro respeto y si el temor preventivo de que unos futuros y posibles asesinos (en preventivo temor utilizando este termino como el de la guerra preventiva) anden sueltos por las calles de nuestras ciudades, que nosotros recoremos diariamente a pie y nos pertenecen mucho mas que todos los "poderosos" politicos y monarcas que solo las recorren en coche oficial y que no tienen que enfrentarse al paro ni al comerciante que ve caer su negocio ni al policia corrupto que por soltar adrenalina dando ostias eligio la nada respetable opcion de meterse a antidisturbios.

    ResponderEliminar

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger