17 de septiembre de 2011

El control social

0
Publicado por


El sistema actual hace creer a la mayor parte de las personas que vivimos en una sociedad donde hay libertad y no hay represión. Sin embargo la realidad es que la libertad de expresión y la asociación de los grupos que critican o van contra el sistema está continuamente siendo pisoteada en los “estados democráticos” y la represión es aplicada cruelmente a los que se oponen a aceptar las reglas de su juego.


Antes de aplicar la represión, el Estado ha generado una serie de mecanismos de control social que hacen que el castigo sea aplicado solo en ultima instancia para los individuos disidentes que no han sido abducidos por el pensamiento único de producir y consumir hasta morir.


El control de la comunicación social se ha aplicado desde siempre para dar una intencionalidad al comunicado coincidente con los intereses del emisor para imponérselos al receptor. El control social es el conjunto de prácticas, actitudes y valores destinados a mantener el orden establecido en las sociedades. Aunque a veces el control social se realiza por medios coactivos o violentos, el control social también incluye formas no específicamente coactivas, como los prejuicios, los valores y las creencias.

Esto no es nada nuevo ya que durante la historia desde el poder siempre se ha perseguido a los grupos disidentes y es que el poder político en el nivel estatal descansa en la capacidad de los gobernantes para expulsar o exterminar a cualquier combinación fácilmente previsible de individuos y grupos disconformes.

Pisístrato, considerado como el antecedente más remoto del doctor Goebbels, ha pasado a la historia como el descubridor de técnicas muy avaladas posteriormente: la denuncia del "enemigo" como paso previo para su paralización, la falsificación literaria adaptada a la verdad oficial (falsificó la Odisea), la conversión de las fiestas populares en manifestaciones de adhesión al régimen, la creación de una especie de ministerio ideológico-religioso encabezado por su propio hijo con la misión de encauzar un movimiento religioso del régimen y ligar así el culto religioso al político.

Si Pisístrato ha pasado a la historia como modelo de tirano, no vemos en cambio que varíen sensiblemente las condiciones de control de la comunicación bajo el gobierno del demócrata Pericles. Un político demócrata como Pericles jamás cesó de ensayar técnicas de persuasión de la conciencia pública. Recurrió a las grandes obras publicas como Pisístrato, a la organización de grandes festejos populares en la prehistoria del "Pan y circo" y aportó además las líneas maestras de la persuasión integradora, mediante la beneficencia de establecer la entrada gratuita al teatro para las clases populares.

Hoy en día hay otros elementos de control y la cosa no es muy diferente, la diferencia radica en que la gente de a pie tiene la sensación de que la libertad es uno de los pilares sobre los que se sustenta la democracia parlamentaria. Muy acertada es la frase “solo es consciente uno de que no existe libertad cuando intenta ejercerla”. Como diría Don Quijote a Sancho “la libertad es el bien mas preciado que nos han dado los dioses”, con el pequeño matiz de que la libertad no es algo que te dan, es algo que se conquista, la libertad no se mendiga se arrebata, la libertad cuesta sudor y lágrimas y muchos por luchar por la libertad acaban privados de ella.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger