7 de septiembre de 2011

El mayor robo de la historia de la Humanidad

4
Publicado por


La directora general del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, declara a los cuatro vientos que la economía mundial corre el riesgo de vivir una “segunda recesión” y todos nos llevamos las manos a la cabeza y nos sorprendemos. ¿Qué esperábamos? La operación es sencilla, el sector financiero mundial colapsó en 2008 tras practicar durante al menos tres décadas la economía del casino, la avaricia y el engaño a nivel global. Como los bancos del mundo no se fiaban unos de otros, ya que todos se habían intentado engañar entre si, los estados, en lugar de castigar a los trileros utilizaron enormes cantidades de dinero público para salvar a las entidades más irresponsables de la historia de la humanidad.


Ese dinero, que ha sido utilizado por los bancos no para financiar a la economía real, es decir, familias y empresas, si no para tapar sus agujeros y para ofrecer bonus millonarios a sus ejecutivos (ninguno ha pisado aún la cárcel), ha sido sacado de las arcas de los estados, especialmente en la Unión Europea, lo cual ha hecho aumentar el déficit público de manera exponencial. La respuesta de los Estados para hacer frente al déficit ha sido recortar las inversiones públicas, tocando de manera sin precedentes sectores sagrados como la educación y la sanidad.

Además, cuando se ha querido aumentar la presión fiscal siempre se ha hecho subiendo los impuestos indirectos, aquellos que afectan de la misma manera a Emilio Botín que al padre de familia que se acaba de quedar sin empleo. Mientras se han ido produciendo estas subidas de impuestos como el IVA, el impuesto más insolidario que existe, la presión fiscal sobre las clases privilegiadas de nuestras sociedades ha disminuido, como pudimos constatar en diversas informaciones publicadas en importantes medios españoles la pasada semana.

Al recortar de manera drástica la inversión pública se está condenando a las sociedades al estancamiento y dejando campo libre al mercado para que gestione actividades con las que hace 50 años no habría podido ni soñar. Al subir impuestos que afectan sobre todo a clases trabajadoras y medias y reducir presión fiscal a las clases privilegiadas, su riqueza aumenta cada vez más, con lo que aumenta la polarización social, los ricos, cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres.


Por ello, lo que estamos viviendo, señora Lagarde, no es “la segunda recesión” se trata de la siguiente fase del mayor robo conocido por la Humanidad, cometido por las clases privilegiadas en connivencia con el poder financiero, político y mediático para el que disponen de una herramienta ideológica muy clara, el neoliberalismo.



4 comentarios:

  1. Muy acertado el análisis y muy atinado el título. Ya les han metido de nuevo el miedo en el cuerpo a los gobiernos para que no se frenen y continúen por la senda del recorte social y las políticas neoliberales. Si funcionó antes ¿por qué no les va a funcionar ahora?,¡que continúe la sangría!

    ResponderEliminar
  2. También opino que muy acertado el artículo. Lo que más me dejó alucinada fue el hecho de que la señora lo comentó con una tranquilidad pasmosa, como si no pasase nada por tener una nueva recesión, no sé si esperaba aplausos o algo...

    Miriam.

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo con el artículo, y Miriam la señora esta lo dice ha si de pasmada por el mero echo de que a ella no le afecta, lo único que le preocupa son sus interes.

    ResponderEliminar

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger