28 de septiembre de 2011

Los chicos de oro

0
Publicado por

Las palabras del inversor privado Alessio Rastani el martes por la noche en la BBC que no fueron demasiado tenidas en cuenta hasta que se extendió este vídeo como la pólvora en las redes sociales muestran de una manera nítida el rostro de aquello que los medios de comunicación de todo el mundo siguen denominando 'los mercados'. Las declaraciones de Rastani son la síntesis del neoliberalismo, de la supremacía fantasiosa de la finanza por encima de la economía del trabajo y la producción, y que podía haber firmado perfectamente Gordon Gekko, el personaje de la película de Oliver Stone 'Wall Street'. En poco más de tres minutos, Rastani, pone de manifiesto, con la soberbia del que se cree por encima del bien y del mal, unas realidades muy graves. Por un lado, que a los inversores que operan en los mercados financieros con productos derivados y fondos de inversión, estos verdaderos 'yonquis' del dinero, les importa realmente poco que la economía vaya bien o mal, ellos apuestan como si de un casino se tratara sobre el futuro de empresas o países, con todos sus empleos y servicios públicos incluidos. Por otra parte, la segunda, y no por eso menos grave afirmación deja clara la patente realidad de quien manda en nuestra sociedad capitalista de pseudodemocracias representativas liberales “no mandan los políticos, manda el banco de inversión Goldman Sachs”.

Precisamente estos días estoy leyendo el muy recomendable bimensual de Le Monde Diplomatique, 'Manière de Voir', dedicado a analizar la crisis financiera con reportajes y análisis de muy alto nivel y del cual hay edición en español, en el que se consagra un artículo entero al papel de Goldman Sachs y otros grandes bancos de inversión en la genésis, desarrollo y agravamiento de esta estafa planetaria mal llamada crisis. Lo llamativo de este gigante financiero, que ayudó a Grecia a 'maquillar' sus cuentas y se llevó 600 millones de euros y que mientras sabía de buena tinta, desde fuentes directas del departamento del Tesoro estadounidense que el mercado inmobiliario de ese país se hundía contra el 'iceberg' de las hipotecas basura, tomaba posiciones de inversión en ese sentido mientras animaba a sus asesorados, a los más modestos, a seguir apostando por el alza del ladrillo en los Estados Unidos, son sus importantes conexiones con el poder de Washington. Tanta es la connivencia del banco con el poder político estadounidense que un artículo publicado por el New York Times en 2008 señalaba que algunos analistas consideraban al departamento del Tesoro estadounidense como una división de Goldman Sachs, llegando a usar el término de 'Government Sachs' . No en vano el secretario del Tesoro durante el derrumbe de Lehman Brothers, hace ahora poco más de tres años, Hank Paulson, se rodeó de antiguos compañeros de armas en 'La Firma' para capitanear el barco de la economía estadounidense durante el 'tsunami' financiero que él mismo ayudó a crear y que hoy sigue arrasando las economías mundiales.

Pero no nos engañemos, el poder de Goldman Sachs no se detiene al otro lado del océano Atlántico, sin ir más lejos el candidato mejor colocado para sustituir al inefable presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, Mario Draghi, actual gobernador del Banco de Italia, fue vicepresidente de para Europa del banco de 'los chicos de oro'. Así que, o mucho cambia la partitura o las tesis de Goldman Sachs, controlarán en breve las dos fábricas de dinero más importantes del mundo, la Reserva Federal y el Banco Central Europeo.

Artículo de NYT (vincular en 'división')

Ficha de Mario Draghi en Wikipedia (vincular en 'candidato')


Video de Rastani (vincular en 'palabras')




Autor: Raúl García Hémonnet

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger