28 de abril de 2012

Así cazaba, así, así...

1
Publicado por

La semana pasada sonaba a bombo y platillo la noticia de la cacería del jefe del Estado en Botsuana y las críticas que se generaron a su alrededor, hoy parece que ya se hubiera olvidado, lo que muestra una vez más lo efímero de nuestra cultura.

El monarca se cayó rompiéndose la cadera la madrugada del sábado 14 de abril, fecha en la que se cumplía el 81º aniversario de la República, casualidades de la vida, por lo que la noticia estallaba esa misma mañana. No pudieron ocultar que el accidente se había producido en la residencia que habitaba en el país africano anteriormente nombrado mientras se encontraba cazando paquidermos. Inmediatamente la gente puso el grito en el cielo ante semejante atrocidad, y se generó un cúmulo de polémicas que llevaron a una profundad reflexión sobre el sentido que tiene la monarquía en nuestra sociedad, ¿Qué queda de ello una semana después? No fue una simple protesta, incluso llevó a un partido político, Izquierda Unida, a reclamar un referéndum Monarquía-República...los ánimos estaban bastante caldeados. Pero, repito, todo parece haberse echado al olvido, me da la sensación de que las noticias van por semanas, es decir, que tienen importancia, aparecen en la prensa y la gente habla de ellas durante una semana, después es como si nada hubiese pasado.

 Lo que sí está claro es que la valoración acerca de la monarquía como forma de gobierno decrece cada día, o digamos mejor cada año, ya que los últimos acontecimientos le han pasado factura a la institución, sobre todo la trama de corrupción en la que está involucrado Iñaki Urdangarín. Por otro lado, volviendo a lo anterior, la cada de elefantes no es una simple caza, aparte de que es una tremenda barbaridad y maltrato animal, esta "actividad lúdica" demuestra que el jefe del Estado no está con nosotros, sino en su propio mundo idealizado, no está con la realidad del pueblo, que cada día ve cómo hay más personas sin trabajo, cómo se pasa hambre, cómo mucha gente está viviendo en la calle porque no tiene dinero para pagar su casa, o peor aún, porque se la quitan y para colmo deben seguir pagando a los bancos, cosa que no alcanzo ni alcanzaré nunca a comprender...Y mientras él, se va de viaje a cazar elefantes con nuestro dinero con la que está cayendo, como si no pasara nada, ¿Dónde está la solidaridad con el pueblo? ¿Dónde se han quedado aquellas palabras vacías: "Todos, pero sobre todo las personas que ostentamos un cargo público debemos tener un comportamiento ejemplar"?

Recordemos también el supuesto perdón del rey. El miércoles pasado, al salir del hospital, pidió disculpas con una escueta frase en un breve comunicado. Y ya está, todo solucionado. ¿De verdad creen que lo dijo de forma sincera o porque las circunstancias y la presión le obligaron a hacerlo? Piénsenlo fríamente.

1 comentario:

  1. Como el Rey no se ha explicado, todavía no sabemos a qué se refería cuando pidió disculpas. ¿Pidió disculpas por matar al elefante?, ¿por gastarse nuestro dinero en lujos?, ¿por su falta de transparencia?, ¿por los personajes con los que compartía cacería?, ¿por su falta de responsabilidad?, ¿por su falta de empatía con unos ciudadanos en "crisis"?, ¿por haberse roto la cadera?. Y una última reflexión sobre sus palabras: ¿cabría hacer lo contrario?, es decir, ¿tenía otra alternativa?, ¿podría irse del hospital sin tan siquiera pronunciar esas diez palabras?. Entonces, ¿a qué vienen los elogios si sólo hizo lo mínimo que se le podía exigir en estas circunstancias?. http://adolfof.blogspot.com.es/2012/04/las-disculpas-del-rey-son-insuficientes.html

    ResponderEliminar

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger