1 de abril de 2012

Los Reyes también contaminan. - Conversaciones con mis padres

3
Publicado por

* Emisión de CO2 media por habitante
(clic en la imagen para aumentar)
Hace unas semanas se me encendió la bombilla. Hablando con mis padres se me ocurrió que mi próximo artículo para Hablando República podía tratar sobre la huella de carbono y fue entonces cuando me dije, ¿y si junto esa ideología ambiental con la política y hablo sobre el impacto de la Casa Real en cuanto a carbono emitido?

Para los más despistados,  lo primero que vamos a hacer para entrar en materia es definir el concepto de huella de carbono,  siendo la totalidad de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos por efecto directo o indirecto de un individuo, organización, evento o producto según Carbon Trust. Dado que la huella del carbono es el 50 por ciento de la huella ecológica total de la humanidad, su reducción es esencial en la solución de un sobrevenir sostenible.

Me dije, ¿cómo empezar?, ¿cojo un software nuevo que tenemos en la empresa y lo hago lo más profesional posible? ¿Lo hago a través de comparaciones medias con familias normales, con coches, casas y trabajos normales? ¿O busco alguna aplicación sencilla de donde sacar algunos datos y dejar más que un abrumante dato del impacto ecológico de la Familia Real?

No tenía claro cómo empezar, así que lo primero que hice fue buscar su actividad anual y me resultó sencillo ya que se habían currado una buena infografía sobre el tema los del Diario Público (sí, ese periódico republicano que podías encontrar en todos los kioscos de España y que ahora solo puedes leer en web) sobre el gasto anual de la Corona. No me quería imaginar, si el gasto total, incluyendo viajes, mantenimiento, comidas y otros servicios de familia y séquito daba la friolera de casi 60 millones de euros, la huella de carbono  de todo eso iba a ser incalculable.

En 2009, solo en viajes oficiales en avión el Rey voló a 11 lugares distintos, muchos de ellos fuera de Europa. Si un viaje Madrid- Nueva York genera nada más y nada menos unos 3680 kg de Co2 por persona (Datos obtenidos por Atmosfair.de) y la media presupuestada por año es de unos 15 viajes oficiales estamos hablando de 55200kg de carbono anuales (sólo el Rey).

El personal al cargo de la familia real, es decir, su séquito es de 127 funcionarios y 8 eventuales. Sólo contando los primeros y sabiendo que la tasa media de emisión por habitante (en España según Consumoresponsable.org) es de 9,59 toneladas en total tendríamos que su séquito expulsa casi 1218 toneladas de carbono al año.

Podría seguir así hasta el infinito, porque todo dependería del alcance que quisiera darle. Faltaría por sumar muchos de los banquetes y galas que se hacen al año, gastos de transporte terrestre, consumos eléctricos, de agua y gas de los palacios y casas reales, etc. Pero no puedo seguir. Me siento derrotado. Dolido. No sólo es un despropósito monetario el mantenimiento real, es que además es un ataque brutal contra la naturaleza.

Podría decirse, y de forma irónica, que al menos una persona dentro de la Familia Real es consciente de la huella de carbono que están provocando, y se ha hecho vegetariana…




Artículo realizado por Enrique Estrela.


(Puedes ver un gráfico sobre la comparación de huellas de CO2 con otros países aquí)

3 comentarios:

  1. No seré yo quien justifique o defienda a la realeza de este país, ni muchísimo menos... Pero si bien es interesante leer sobre conceptos como el de la huella de carbono, y su relación con los despilfarros de la monarquía y por ende del dinero público... No creo que podamos achacarle un tema como éste.

    Sería como decir que los culpables de las altas emisiones de CO2 en el transporte son los superdeportivos, cuando, si bien contaminan proporcionalmente mucho más que un utilitario, su reducido número los hace anecdóticos en este aspecto.

    Supongo que está escrito con cierto tono humorístico y con más ironia que otra cosa... En cualquier caso es un buen artículo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, obviamente no se puede culpar a la Casa Real de la contaminación a nivel global. Pero también se sabe que la lucha contra la contaminación se compone de muchos pequeños gestos.

    Ponen a Del Bosque diciendo que los pequeños gestos bla bla bla, mientras el rey (solo el rey, ojo, que los datos del artículo hablan solo del rey y sus comitivas) contamina al año más que 100 españoles juntos, sin hacer un trabajo significativo por el Estado.

    A mi estos datos me transmiten que la Familia Real es una carga no solo para la sociedad, sino también para el medio ambiente.

    ResponderEliminar
  3. no es tan sólo el grado en el que desvaloriza la contaminación infringida por los viajes oficiales es que dichos viajes no tienen intención alguna para otra cosa que no sea seguir con lo ya conocido - acuerdos para los de siempre, caprichos aristocráticos, y demases indecencias que en nada transformaran las enormes injusticias sociales, el pobreza, etc..
    me pregunto si a la conclusión del reinado no se le revelara toda la mentira representada

    ResponderEliminar

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger