20 de enero de 2013

¿La organización de los actuales republicanos? Un error histórico.

1
Publicado por



Una asociación, plataforma o partido que se autodetermine como republicano debe definirse como partidario de una República Socialista Federal y Española continuadora de la II República. La que nos robaron los fascistas y después de 40 años, nos vendieron la cabra con la “democracia” que en realidad es continuadora del régimen de Franco ya que su heredero es el rey Juan Carlos I.


Su deseo principal debe ser la unión de toda la izquierda como Frente Popular para una República de izquierdas, de la “izquierda real”. Si debe ser así, si quieren que sus seguidores sean las cuatro personas mayores de siempre, con el puño alto y entonando la Internacional, creyendo en una República utópica que nunca llegará y una juventud cada vez más alejada y reacia a este tipo de agrupaciones.
Ese es el gran error de la organización de los republicanos, sin duda. Olvidando a aquellos grandes republicanos de derechas como Niceto Alcalá Zamora, Alejandro Lerroux o Vicente Blasco Ibañez que fueron claves en la II República.



República Socialista Federal y Española


Sobre esta propuesta de “República Socialista Federal y Española”, muchos republicanos, piensan que con el federalismo el problema de aquellos territorios que quieren autodeterminarse desaparecerá. Grave error, sino observen la hostia que se ha metido el PSC. ¡Ojo! Que no estoy diciendo que todos los colectivos que se consideran republicanos sean federalistas, pero sí la gran mayoría. Con lo de “socialista”, lo único que pueden hacer es asustar a aquellos jóvenes de a pie de calle que no están convencidos, hemos de reconocer, por muy comunistas que seamos, que para llegar a una Tercera República hay que renunciar a estos términos. La última encuesta del CIS que recuerdo daba a un 20 % de españoles como “socialistas”, no llegaba al 10 % los que se consideraban “comunistas” y superaban el 40 % las personas que se proclamaban ser “conservadoras” o “liberales”.


Democracia 


La juventud, que es la que tiene que impulsar el cambio hacia la Tercera República, no entiende eso de la democracia secuestrada; todo suena a teoría de la conspiración en la que en la cima de todos los entes existe un ser maligno, algo muy parecido a una película de ciencia ficción. Vamos a dejar de decir barbaridades, porque eso de que esto no es una democracia es una salvajada; sí podemos decir que esta democracia es poco representativa, de baja calidad o de baja intensidad, cosa que es cierta. 


El utópico Frente Popular


Ahora mismo, solo hablan de Frente Popular, las izquierdas más cercanas al socialismo y comunismo. Pero son aquellas fuerzas que hablan de “izquierda real” y critican el nacionalismo “como invento de la burguesía”. Esta denominación tan sectaria hace que se distancie de los demás partidos políticos e impiden plantearse eso del Frente Popular, además habría que recuperar al PSOE y eso lo tenemos complicado. La crítica al nacionalismo, no se sabe si es por ignorancia o por mala fe, ya que, por si no se habían enterado: cuatro de los partidos de esta coalición popular eran “nacionalistas” (Acción Nacionalista Vasca, Partido Galleguista, Esquerra Valencia i Esquerra Republicana de Catalunya). Además tendrían que aclarar las cosas con la CNT y demás anarquistas, así como con los trotskistas, que en la guerra tenían delante a los fascistas pegándoles tiros y por detrás a los comunistas, también pegándoles tiros.


La Constitución sobrevalorada


Cierto es que la Constitución de la II República fue una Constitución, probablemente, de las más avanzadas de Europa, incluso más progresista que la actual. Pero no podemos hacer una Tercera República con esa Constitución, que ciertamente está un tanto anticuada en algunos rasgos y tiene un elemento un tanto centralizador que debería ser objeto de estudio.


En conclusión, si de verdad el movimiento republicano quiere organizarse bien, debe hacer un frente amplio con PERSONAS de todos los colores sin discriminar a nadie, es decir, ser demócratas y plurales. Eso sí, sin perder la esencia, la Tercera República debe tener cuatro valores fundamentales: LIBERTAD, IGUALDAD y SOLIDARIDAD, y sobretodo, JUSTICIA. 

Artículo realizado por Gat Txarlie - Sección de Libre Publicación.

1 comentario:

  1. ¿Por qué "socialista" y por qué "federal"? Un partido que pretenda trer la República tiene como misión traer una República no excluyente, sin despreciar a quienes sean republicanos de derechas (los hay) o de centro, unitaristas (los hay), etc. Si empezamos a concentrar el caldo, seremos cuatro. Hay que ir por fases: en la primera, todos juntos (¿te suena lo de "compañeros de viaje", de Lenin?. Cuando se proclame la Tercera, tiempo habrá para que cada cual forme su partido afinando en la ideología. Por ahora, no. ¿No escarmentamos?

    ResponderEliminar

Lecturas Populares

Suscripción al blog.

Seguidores en Blogger